Julie Leopo for EdSource
All community college and CSU student ID cards in California would have mental health hotlines listed if AB 2122 passes.
This article is also available in English. Read in English.

¿Encuentras útil la cobertura de EdSource? Haz tu donación para que podamos seguir ofreciendo nuestros reportajes de forma gratuita y sin publicidad.

Tres años después de que California hizo obligatorio que las universidades pusieran números telefónicos para la prevención del suicidio en todas las credenciales de estudiante, un grupo de estudiantes quiere llevar el impulso de bienestar para los estudiantes un paso más allá: Añadiendo el número de una línea caliente de 24 horas de salud mental.

La Iniciativa de Ley de la Asamblea 2122, que se presentó el mes pasado, obligaría a todos los colegios comunitarios y a los planteles de la Universidad Estatal de California a imprimir en las credenciales de estudiante un número telefónico de servicios locales de salud mental, ya sea de la ciudad, del condado o de la misma universidad. La línea caliente sería opcional para la Universidad de California ya que la Legislatura no tiene autoridad sobre la UC.

La mayoría de los planteles ya tienen centros de salud mental pero no todos tienen líneas telefónicas de 24 horas para crisis. La iniciativa llama a aquellos que no tengan un centro de salud mental a crear uno y exhorta a todos los planteles a establecer líneas calientes de salud mental.

Courtesy Leo Corzo-Clark

Léo Corzo-Clark está recién graduado de la Preparatoria Albany en el East Bay.

“La salud mental generalmente se pasa por alto hasta que ya es demasiado tarde – los estudiantes empiezan a sufrir desgaste extremo, se desvinculan, las calificaciones bajan. Hay tanto que las escuelas pueden hacer para ayudar a los estudiantes antes de que lleguen a ese punto,” dijo Léo Corzo-Clark, recién graduado de la Preparatoria Albany en East Bay, quien ayudó a redactar la iniciativa con sus colegas en Generation Up, un grupo de apoyo para estudiantes de California. El asambleísta Steven Choi, R-Irvine, fue quién promovió la iniciativa.

El Comité de Educación Superior de la Asamblea tiene programado discutir la iniciativa el martes. Le toca el turno después de otras dos iniciativas sobre bienestar para estudiantes – la SB 972 que obliga a las preparatorias y a las universidades a poner una línea caliente de suicidio en las credenciales de estudiante y la SB 316 que obliga a poner líneas calientes para violencia doméstica en las credenciales de estudiante – que fueron aprobadas en años recientes, junto con una serie de leyes relacionadas con la salud mental estudiantil en general.

La Universidad Estatal de California, la cual no se opone a la iniciativa, ha ampliado enormemente sus servicios de salud mental desde el comienzo de la pandemia hace dos años. Cada uno de sus 23 planteles ofrece servicios de asesoría para los estudiantes, en persona y en línea y un subsidio estatal de $15 millones le permite a cada plantel contratar a más consejeros y más personal para satisfacer la creciente demanda.

La salud mental estudiantil estaba declinando desde mucho antes de la pandemia debido a la falta de certeza económica, la injusticia social, un repunte en la violencia comunitaria, el cambio climático y otros temas, pero se aceleró cuando el Covid obligó a cerrar planteles escolares e incrementó el aislamiento social. Un reciente reporte de los Centros Federales para el Control y Prevención de Enfermedades, reveló que más del 44% de los estudiantes de preparatoria experimentaron sentimientos persistentes de tristeza o de desesperanza el año pasado y el 9% habían intentado suicidarse. Entre estudiantes universitarios y adultos jóvenes, más del 60% dijeron que habían experimentado fuerte ansiedad y depresión durante la pandemia, de acuerdo con investigadores del Boston College cuyo trabajo se publicó en la revista Translational Behavioral Medicine.

Courtesy Kimberly Woo

Kimberly Woo es una estudiante en UC Berkeley.

Kimberly Woo, una estudiante de penúltimo año de UC Berkeley, quien contribuyó a redactar la AB 2122, dijo que estaba tan deprimida en su primer año que frecuentemente no se podía levantar de la cama. Sentía ansiedad social por conocer a gente nueva y estaba abrumada por el estrés de la escuela y por estar lejos de casa. Su frustración la condujo a involucrarse con la AB 2122.

Mi experiencia no fue única. Muchos estudiantes sufren de temas de salud mental y hay muy pocos terapistas,” dijo. “Quiero asegurarme de que los recursos de salud mental estén tan accesibles que literalmente estén en la bolsa trasera de los estudiantes.”

El Asambleísta Choi, vicepresidente del Comité de Educación Superior de la Asamblea y ex miembro de la mesa directiva del Distrito Escolar Unificado de Irvine, dijo que la salud mental de los estudiantes está entre sus prioridades.

“Lo que ya sabíamos sólo resaltó más por la pandemia en estos pasados dos años: la gente joven con demasiada frecuencia sufre de temas de salud mental y puede no buscar ayuda aún cuando hay recursos disponibles,” dijo Choi. “Sé que mi iniciativa sería un importante paso para garantizar que nuestros estudiantes obtengan los servicios de salud mental que pudieran necesitar.”

La AB 2122 es una de varias iniciativas de ley relativas a las escuelas K-12 y de educación superior que los estudiantes de Generation Up ayudaron a redactar este año. La AB 2683, la única otra iniciativa que afecta a las universidades, las obligaría a educar a los estudiantes acerca de cómo prevenir el acoso sexual y la violencia.

Tres iniciativas tienen que ver con las escuelas K-12: la SB 955 obligaría a las escuelas a dispensar a los estudiantes por ausencias relacionadas con involucramiento político o cívico, tal como asistir a una protesta, a una votación o a un voluntariado como trabajador en una encuesta. La SB 997 estimularía la representación estudiantil en los comités de gobierno. La SB 1236 le daría derechos de voto completo a los estudiantes miembros de las mesas directivas.

Alvin Lee, el fundador de Generation Up, dijo que su grupo obtuvo estas ideas después de entrevistar a miles de estudiantes por todo California acerca de sus necesidades y prioridades. La salud mental y el empoderamiento político eran de los principales intereses, dijo. Él y sus colegas se enfocaron en estas ideas en particular porque podrían beneficiar a muchos estudiantes, costaban muy poco y no son particularmente controversiales.

“Las vemos como una forma simple y directa de tener un gran impacto,” dijo Lee, quien es un estudiante en el Colegio Comunitario Claremont McKenna. “La salud mental es especialmente crítica porque es el cimiento del bienestar del estudiante. No pueden enfocarse ni desarrollarse en un ambiente de aprendizaje a menos que se sientan bien mentalmente.”

Corzo-Clark, quien está en su primer año en la Universidad de Brown en Rhode Island, dijo que decidió impulsar la AB 2122 después de escuchar de parte de tantos estudiantes acerca de sus dificultades para encontrar asesoría sobre salud mental, aún cuando la vida se volvía cada vez más estresante durante la pandemia. También escucho a estudiantes decir que muchas veces les daba vergüenza buscar ayuda debido a estigmas asociados con problemas de salud mental.

“Me encantaría ver que esta iniciativa se convirtiera en ley. Pero tan sólo presentar la iniciativa es una manera de empezar una conversación y dejar que la Legislatura sepa que esto es una prioridad para los estudiantes,” dijo Corzo-Clark. “Los estudiantes están diciendo, ‘Esto es lo que necesitamos.’ ”

¿Te interesan los reportes diarios de EdSource? Haz tu donación el día de hoy a nuestra campaña de recolección de fondos de fin de año antes del 31 de diciembre para que sigamos en marcha sin tener que cobrar el acceso a nuestro contenido en internet y sin publicidad.

Comparte este artículo

Comentarios

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

El objetivo de los comentarios

El objetivo de la sección de comentarios en EdSource es facilitar una conversación informada sobre el contenido publicado en nuestro sitio web.