Los votantes de California decidirán el día de la Elección algo de lo que se ha hablado con regularidad durante décadas, pero que nunca se ha presentado en la boleta hasta ahora: cambiar la Proposición 13, la ley anti-impuestos que ha definido la política sobre impuestos y financiamiento escolar desde que se aprobó en 1978 por casi dos tercios de los votantes.

La Proposición 15, la reforma propuesta, haría obligatorio que se calcule el valor de las propiedades comerciales, como centros comerciales y edificios industriales, de acuerdo con el precio de venta actualizado, y las actualizaciones deberán realizarse cada tres años como máximo. Ese cambio aumentaría significativamente los impuestos a las propiedades comerciales. Esa es la razón por la cual la Proposición 15, entre el día de hoy y el 3 de noviembre, será una batalla a fondo y costosa, entre algunos grupos empresariales y grupos anti-impuestos por un lado, y por el otro, los defensores de la educación, los intereses del condado, los del gobierno de la ciudad y aquellos que apoyan la reforma de impuestos y argumentan que la iniciativa obligaría a las grandes corporaciones a pagar una “parte justa” de impuestos, la cual han evitado pagar, gracias a la Prop. 13.

A continuación, algunos detalles acerca de la Prop. 15

¿Que haría la Prop. 15?

Cambiaría las reglas que establece la Prop. 13 para determinar el valor de las propiedades comerciales e industriales, sin cambiar las reglas para determinar el valor de todas las propiedades residenciales ni de los terrenos para agricultura. Los cambios producirían miles de millones de dólares de dinero nuevo para escuelas y colegios comunitarios, así como para los condados y los gobiernos locales.

¿Cómo cambiarían las reglas?

He aquí un recordatorio: Los votantes aprobaron la Prop. 13 ya que estaban preocupados porque los impuestos eran elevados debido a que el valor de las propiedades crecía rápidamente en los años 70s y se estaba obligando a los residentes más antiguos a abandonar sus casas. La Prop. 13 congeló el valor de la propiedad y puso como límite a lo que los propietarios pagarían como impuestos, el 1% del valor de la propiedad. La Prop. 13 limita a un 2% anual el incremento a los impuestos sobre una propiedad. Solo cuando se vende una propiedad puede volver a calcularse su valor, para fines del pago de impuestos.

La Prop. 15 volvería obligatorio que el valor para el cálculo de impuestos de las propiedades comerciales se recalculara de acuerdo con el valor de venta actualizado, al menos cada tres años. Todas las demás reglas serían las mismas. No habría ningún cambio en todas las demás reglas de cobro de impuestos a propiedades como casas y departamentos.

¿Quién puso la Prop. 15 en la boleta?

Escuelas y Comunidades Primero, una coalición de justicia social, organizaciones religiosas y laborales, incluyendo a Lucha de los Barrios del Centro (Inner City Struggle) y la Coalición Comunitaria en Los Ángeles (Community Coalition in Los Angeles), la Liga de Mujeres Votantes (League of Women Voters), la Unión Internacional de Empleados de Servicio (Service Employees International Union) y la Asociación de Maestros de California (California Teachers Association). La Unión de Maestros aportó la mayoría del dinero para la recolección de firmas.

¿Las pequeñas empresas estarían exentas?

La nueva regla no aplicaría para las empresas cuyos dueños posean propiedades cuya suma de valores no exceda los $3 millones de dólares. Las propiedades con un valor menor a $3 millones de dólares conforman el 90% de los más de 1(?) dueños de propiedades comerciales en el estado, de acuerdo a investigadores del Programa para Equidad Ambiental y Regional de la USC Dornsife, que realiza investigaciones acerca de temas de justicia social y ambiental, así como temas de migración.

A los dueños de propiedades comerciales se les cobran actualmente impuestos sobre la maquinaria y el equipamiento asociados a una propiedad. La Prop. 15 no cobraría impuestos sobre esta “propiedad personal” a las empresas que cuenten con menos de 50 empleados, ni a los primeros $500,000 de propiedad personal de otras empresas.

Una agencia llamada Proyectos de la Oficina de Análisis Legislativos (Legislative Analyst’s Office projects) dijo que estos cambios adicionales reducirían los impuestos en varios cientos de millones de dólares. David Goldberg, vice-presidente de la Asociación de Maestros de California, la llamó “el mayor recorte de impuestos para las pequeñas empresas en una generación.”

¿Cuántos ingresos recaudaría la Prop. 15?

La USC Dornsife calculó que con el alza de impuestos, la Prop. 15 recaudaría entre $10.3 billones y $12.6 billones cada año, con un punto medio de $11.4 billones. La Oficina de Análisis Legislativos estimó una recaudación de entre $6.5 billones y $11.5 billones anualmente. Esa cantidad es ya descontando varios cientos de millones de dólares en gastos del condado para determinar los valores de la propiedad y para dirimir controversias. El amplio rango en las estimaciones permite ver qué tan difícil es estimar valores de propiedades que no han sido examinadas durante décadas.

¿A qué se destinaría el dinero?

Del total, el 60% se quedaría en el ámbito local. Los condados podrían recolectar y distribuir los ingresos a los gobiernos de los condados y de las ciudades y a distritos especiales ofreciendo protección contra incendios, recreación y otros servicios. El 40% restante sería distribuido para escuelas K-12 y colegios comunitarios del estado. Cerca del 90% de la porción del dinero para educación se destinaría a las escuelas K-12 y el resto a los colegios comunitarios. El dinero K-12 se entregaría basándose en la “Fórmula de Financiamiento de Control Local.” Esta fórmula otorga el dinero adicional basándose en el número de estudiantes que estén aprendiendo Inglés, el número de niños de escasos recursos, de niños sin hogar y de niños foster. Los colegios comunitarios con los números más grandes de estudiantes de bajos recursos recibirían la mayor parte del dinero. Los colegios comunitarios y las escuelas K-12 recibirían entre $2.6 billones y $4.6 billones anualmente.

¿Cuándo llegarían estos ingresos?

Contrariamente a lo que se dice, no sería inmediatamente. Para darle a los valuadores tiempo para hacer su trabajo, los ingresos serían graduales iniciando en el 2022-23. Las últimas propiedades que se valuarían de nuevo serían las de las empresas con 50 o menos empleados. El período de implementación gradual contradice los argumentos de ambos bandos — los de aquellos que apoyan, y que dicen que la Prop.15 rescataría a las escuelas y a los gobiernos de los recortes de presupuesto inmediatos y los de aquellos que se oponen, quienes argumentan que un incremento a los impuestos sería la peor respuesta a la pandemia, durante la cual, miles de pequeñas empresas están en una situación desesperada. Ninguno de los bandos sabe como se verán la pandemia ni la economía dentro de cinco años, cuando las empresas comiencen a pagar en su totalidad los nuevos impuestos.

¿La Prop. 15 afectaría a los impuestos parcelarios y a los bonos?

No, no afectaría a los impuestos parcelarios que proporcionan dinero adicional para operar los distritos escolares. Sin embargo, la Prop. 15 podría influir en la capacidad del distrito para emitir bonos para la construcción de escuelas. Si las propiedades comerciales tienen un mayor valor, esto le permitiría a un distrito emitir bonos nuevos o bonos mayores.

¿Quién pagará la mayoría de los incrementos a los impuestos?

La mayoría lo pagaría un grupo relativamente pequeño de empresas con propiedades valiosas. El Grupo de Consultoría Blue Sky en Emeryville proyecta que solo el 10.5 % de las propiedades comerciales aportarían el 92% de los ingresos de la Prop.15.

Generalmente son compañías y dueños de propiedades que no han cambiado de dueño en décadas, así es que han pagado las mismas cantidades de impuestos, aunque el valor de sus propiedades ha aumentado mucho. Estas incluyen a Disneylandia y la Compañía Irvine en el Condado de Orange, parques de estudios y parques temáticos como los Estudios Paramount y los Estudios Universal en Los Ángeles y, en el Condado de Santa Clara, compañías como Intel, IBM y grandes fraccionadores como la Organización Sobrato. También las refinerías Chevron en Richmond y en El Segundo y la empresa de Ferrocarriles BNSF.

La mayoría de los incrementos anuales de impuestos se canalizarían hacia unos cuantos condados: Los Ángeles ($3.4 billones), Santa Clara ($1.2 billones) y Orange ($994 millones). Algunos de los más pequeños condados rurales con pocas propiedades comerciales grandes podrían experimentar una baja en los ingresos por impuestos.

¿Cuáles son los principales argumentos en favor de la Prop.15?

  • Al proteger a las pequeñas empresas, la Prop.15 genera una reforma muy esperada a la Prop. 13 y obliga a las grandes corporaciones a pagar más por servicios que requieren.

“Mucho de lo que aqueja a California — carreteras en mal estado, escuelas con escasos recursos y servicios sociales inadecuados — puede tener su origen en la Prop. 13 y las medidas anti-impuestos relacionadas,” dijo el diario Los Ángeles Times en una editorial. “La Prop. 15 empezaría a subsanar el déficit de ingresos.”

“Así como el recorte de impuestos del Presidente Trump, la Prop.13 supuestamente iba a ayudar a la clase media, pero condujo a una ganancia inesperada para los corporativos dueños de propiedades,” dijo el Profesor Manuel Pastor, director del Programa para la Equidad Ambiental y Regional de USC Dornsife y co-autor del estudio de la USC.

  • La Prop. 15 pone fin a un vacío legal en el cual las compañías manipulan la compra de una propiedad para evitar un nuevo avalúo, al no haber un comprador individual que sea dueño de una participación mayoritaria. La compra del Hotel Fairmont Miramar que hizo el billonario Michael Dell es un ejemplo memorable.
  • La Prop. 15 promueve la competencia, eliminando una ventaja en cuanto a impuestos que tienen las empresas con propiedades antiguas sobre las empresas nuevas que están comprando propiedades caras.

Argumentos en Contra

Aumentar los impuestos es una forma dañina de promover la competencia. Algunos problemas de injusticia pueden resolverse sin que tenga que volver a redactarse la Prop. 13, la cual le gusta a la mayoría de la gente.

¿Cuáles son los principales argumentos en contra de la Prop.15?

  • La mayoría de las pequeñas empresas prefieren rentar, más que ser dueñas de propiedades y les correspondería la mayor parte de la carga de la Prop. 15 ya que al estar regidas por un contrato de renta normal, los que rentan son los que pagan los impuestos a la propiedad. Costos más elevados los llevarían a la quiebra o se transmitirían a los consumidores.
  • California es en general un estado de costo-elevado para los negocios y la economía seguirá débil durante años. Este aumento en los costos dañará principalmente a los hoteles y a la industria hotelera. Los ingresos de la Prop.15 serían similares a lo que las empresas están pagando actualmente con el impuesto a los negocios — así es que “de un solo golpe aumentaría casi al doble la carga sobre los negocios,” comentó Dan Kostenbauder, vicepresidente para políticas de impuestos del Grupo de Liderazgo de Silicon Valley, una asociación de empresas.
  • La Prop. 15 sería costosa y confusa a la hora de implementarse y por ello, la organización de expertos que calculan el valor de las propiedades, la Asociación de Valuadores de California (California Assessors’ Association) se opone a ella. Ya existe un déficit de personas que hagan avalúos de propiedades comerciales, dijo Lawrence Stone, Valuador del condado de Santa Clara, quién tendría que duplicar su personal inmediatamente. Él proyecta que las tardadas y costosas apelaciones comerciales de las empresas, algunas de las cuales podrían ver cuadruplicados sus cobros de impuestos, se disparen de 2,000 a 25,000 por año.

“Tratar de resolver 42 años de desigualdad con una sola medida muy complicada en la boleta, fracasará a la hora de implementarla,” dijo Stone. Él está de acuerdo en que la Prop. 13 debe arreglarse — pero no de esta forma.

Argumentos en Contra

Los precios del mercado y no los impuestos a la propiedad son los que van a determinar cuánto cobren de renta los dueños. “Es asombroso escuchar el argumento de los que se oponen. Hasta hace poco las rentas estaban subiendo, aunque ninguno de los costos estaba modificándose, y probablemente disminuirán, porque así es el mercado,” dijo Pastor.

Un análisis dado a conocer el 24 de septiembre sobre el impacto que tiene en las rentas la venta de propiedades comerciales en 12 condados, respalda esa afirmación. El reporte de Beacon Economics concluyó que reexaminar el valor de una propiedad comercial por primera vez en 20 años podría provocar un incremento en la renta del 2% para alguien que rente un espacio de oficina. “La mayoría de los argumentos acerca de los impactos que tendrá la Prop. 15 en las pequeñas empresas son infundados,” dijo Christopher Thornberg, socio fundador de Beacon Economics. “Los empresarios van a querer seguir siendo parte de la economía innovadora y de alto-desempeño de California y en caso de aprobarse, esta iniciativa no cambiará eso.”

To get more reports like this one, click here to sign up for EdSource’s no-cost daily email on latest developments in education.

Comparte este artículo

Comentarios

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

El objetivo de los comentarios

El objetivo de la sección de comentarios en EdSource es facilitar una conversación informada sobre el contenido publicado en nuestro sitio web.